El rincón de Julio Baena

Agradecimiento :

Mi agradecimiento a las enseñanzas recibidas en esta materia a mi querida profesora , Dra. Dña Catalina Martínez Padilla del Departamento de Geografia, Historia e Historia del Arte de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UAL.

DIFERENCIAS POR RAZON DE SEXO

                               Julio Baena Martínez

  •   Ldo en Humanidades.
  • Poeta y amigo del alma.

 

DIFERENCIA Y DESIGUALDAD.

«Este libro queda autorizado  para que sea traducido  al árabe/francés.

En la página web  Ebayyana consulting  dándole el autor del mismo las gracias por la deferencia   que con él han tenido los autores de la misma.»

  Julio Baena Martínez

 

IDENTIDAD Y DIFERENCIA.

Cuando decimos que dos elementos (como mínimo) son idénticos, la noción de identidad puede ser bastante amplia. También podemos verla desde el punto de vista del observador y también del obser­vado.

Desde un punto de vista biológico, la identidad, si la planteamos desde la visión morfológica, también depende de las categorías con que la analicemos. De esta forma, según cómo agrupamos con un mayor grado de semejanza y de diferencia, desde el punto de vista biológico, el elemento primero sería el concepto de “especie”, que agrupa a unos individuos que vienen definidos por una serie de semejanzas apreciable. Así, ESPECIE es «el conjunto de seres vivos que son capaces de reproducirse entre si».

Pero, dejando aparcadas las semejanzas formales, en general la mayor parte de las especies superiores son polimórficas (con gran variedad de formas), pero por encima de éstas el elemento común  que prevalece es el de ser capaces de reproducirse. En este contexto, la especie humana es la más polimórfica (pigmeos, nórdicos, bosquimanos, asiáticos…). De esta forma, es más importante que se puedan reproducir entre sí que el que presenten una gama de rasgos polimórficos bastante amplia. Hasta en la naturaleza, la diversidad es lo normal.

Aparte de la diversidad entre especies, contemplando una especie sola, la primera gran diferencia sería la del sexo. Es lo que biológica y antropológicamente se llama «dimorfismo sexual»: morfológicamente, hay unas peculiaridades propias para cada sexo. Así, la especie humana presenta un dimorfismo sexual menos acusado que otras especies. Morfológicamente no existen grandes diferencias en los humanos.

La primera gran diferencia biológica en la especie humana, clara y sin discusión, sería la del sexo y las funciones especí­ficas de cada uno. Esto se puede generalizar a casi todo el resto de seres vivos, con excepciones como los hermafroditas (tanto animales como vegetales). Estas diferencias biológicas y de especie serían genotípicas (genes, herencia) y fenotípicas (manifestaciones externas de esa herencia).

Las derivaciones sociales, culturales, etc. que se desprenden de estas diferencias, son de otra índole, ya no son biológicas.

Próximamente  el autor explicara:

LAS DIFERENCIAS COMO JUSTIFICACIÓN DE DOMINIO.

Continuará …….

¿QUE OPINA?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies